Hoy día son muchas las posibilidades que hay para mantener o recuperar el cabello perdido. El dermatólogo ocupa un lugar prioritario ya que a través de un diagnóstico preciso podrá establecer un tratamiento eficaz.

El trasplante de pelo todavía sigue siendo ese desconocido que puede devolver esa imagen perdida en aquellos casos en la terapia de microimplantes de la alopecia se haya iniciado de forma tardía o en derterminadas alopecias traumáticas (accidentes, quemaduras,…) o tras determinados tratamientos médicos como radioterápia.

En estos últimos años la técnica de autotrasplante de unidades fuliculares (microinjerto) hace inperceptible el trasplante de pelo y el paciente puede llevar una vida absolutamente normal sin riesgo de perder el pelo implantado y con la garantia de que el resultado tiene un aspecto totalmente natural.

Esta intervención se realiza de forma ambulatoria por un equipo de 4 personas y su duración es de 4 a 5 horas aproximadamente. Al finalizar dicha cirugía el paciente puede hacer una vida normal, ya que no necesita ningún tipo de vendaje y solo se utiliza anestesia local.