Blog

Historia del trasplante de pelo

El trasplante de pelo empieza a tener ya una historia prolongada, variando desde sus inicios en lo que se llamaba pelo de muñeca, siguiendo con lo que se pasó a llamar mini y microinjertos, reducciones quirúrgicas (hoy en día en desuso), trasplante de unidades foliculares obtenidas a través de la técnica de la tira o técnica de FUSS (Follicular Unit Strip Surgery), y trasplante de unidades foliculares mediante la técnica FUE (Follicular Unit Extraction).

Actualidad en el tratamiento de la calvície

La calvície común aparece de forma natural en la mayoría de los varones, y aunque de forma menos frecuente y más discreta, aparece también en algunas mujeres.

Suele comenzar a raíz de alteraciones que se producen a partir de la influencia hormonal de la pubertad, persistiendo y evolucionando de forma mas o menos contundente a lo largo de la vida, con riesgo de acentuarse a partir de los cambios hormonales de la menopausia. Hoy día existen tratamientos médicos de alta eficacia para evitar el desarrollo y la progresión de la pérdida de pelo, siendo evidente que estos tratamientos servirán para evitar la pérdida del pelo que todavía conservamos, es decir, el tratamiento en muchas ocasiones no hará que recuperemos el pelo que ya se ha perdido, por tanto es conveniente iniciarlos muy tempranamente.

antes y después de un translante de pelo

Para aquellos que llegan más tarde y la alopecia ya tiene una evolución manifiesta, el trasplante de pelo puede ser una solución altamente eficaz. Desde hace muchos años, el trasplante de pelo ha dado soluciones al problema de la calvicie, en sus inicios con resultados menos estéticos y actualmente con la sofisticación de las técnicas con resultados absolutamente estéticos tanto para el hombre como para la mujer.

La historia del trasplante de pelo empieza a tener algunos años. Hoy día se consiguen muy buenos resultados y absolutamente inapreciables. Ello se debe a la sofisticación de las técnicas que evolucionan año tras año. Cuando realizamos un trasplante de pelo pretendemos implantar la mayor cantidad de pelo posible, con el mejor resultado estético, para ello lo ideal es disponer de una zona dadora (de donde se extrae el pelo) que disponga de abundante pelo y escoger la técnica mas adecuada en función de la edad, sexo, tipo de pelo y hábitos de vida, ello quiere decir que un trasplante de pelo se plantea de forma diferente para un hombre que para una mujer y también de manera diferente para alguien que desee llevar el pelo muy corto, que para alguien cuya intención sea llevar el pelo largo.

A fecha de hoy utilizamos dos técnicas diferentes, en función de lo mencionado anteriormente. Una es la más clásica y la que nos ofrece mayor abundancia de pelo llamada popularmente “técnica de la tira” o “técnica FUSS” (Folicular Unit Strip Surgery), en  la que primero se obtiene una tira de cuero cabelludo, de oreja a oreja, pasando por la parte posterior de la cabeza, y de una anchura de 1 a 2 cms. Se sutura y como única secuela queda una muy discreta línea.

Esta técnica aporta muchísimo pelo en relación a la otra técnica llamada FUE (Follicular Unit Extraction), en la que se obtienen unidades foliculares, que se extraen con un pequeño sacabocados (punch), cuyo diámetro puede variar de 0,7 a 1mm.

Si quereis profundizar en las diferencias entre la técnica FUE y la técnica FUSS os recomendamos leer el artículo Técnica FUE vs técnica FUSS dónde se explican más a fondo las diferencias entre ambas técnicas

Esta técnica requiere rasurar ampliamente la zona de extracción, por tanto es casi mas cómodo rasurar la cabeza, y en un número de horas prolongadas se obtiene aproximadamente una tercera parte del pelo que se obtiene con la anteriormente mencionada “técnica de la tira”. En aquellos pacientes que llevando pelo largo no deseen rasurarse, pueden beneficiarse de aplicar para la extracción FUE la técnica en cortinas, es decir, rasurando en forma de pasillos de ½ a 1 cm de ancho que dejan que el pelo oculte la zona rasurada, pero por este procedimiento aún se reduce más la obtención de pelo, ya de por si deficitaria, de la técnica FUE.

En cuanto a la forma de implante del pelo en la zona a repoblar es igual  para las dos técnicas. Esta segunda técnica de FUE resultará útil tan solo en aquellos pacientes que deseen llevar el pelo extremadamente corto, pues repito el rendimiento del trasplante es muy inferior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *